Cómo Elegir una Buena Terma

 

 

Existen dos tipos de termas: las eléctricas y gas. Ambas pueden trabajar con dos tipos de sistema: de acumulación y las instantáneas. Las termas de acumulación vienen con un termostato que deberá prender y apagar la terma de manera automática. Por otro lado, las termas instantáneas se calientan al momento gracias a su característica de paso continuo. Entonces, según sea tu gusto, deberás elegir entre estas dos opciones de termas.

 

Si no tienes mucho espacio en casa y usualmente necesitas agua caliente al instante las rapiduchas (termas instantáneas) son la mejor opción. La desventaja de las mismas es su alto consumo de energía eléctrica que va entre 3500 y 5500 vatios. En cambio, las termas de acumulación pueden consumir mucho menos energía pero pueden tardar minutos valiosos en generar agua caliente.

 

Para mejorar más la elección de tu terma también tienes que analizar la cantidad de personas que la van a usar. Normalmente una terma de 50 litros alcanza para cuatro personas, 80 litros para seis,  110 litros para ocho y 150 litros para diez usuarios.

 

Entonces, bajo esas características principales, debes escoger la terma para tu hogar o trabajo. Te recomendamos echarle un ojo a este artículo para que completes bien tu búsqueda.

 

ttermatterma